Payday loanGoogle

Ediciones anteriores

  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia
  • Cosas Bolivia

Contador de Visitas


Hoy:142
Ayer:336
Visitas del Mes:6829
Todas las Visitas:482661

Publicidad

 

Entel

 

Banco_Ganadero

 

Huari

 

GAMA

 

Yanbal

 

LogoAmarillas

LORGIO VACA: “TODO ARTISTA ES POLÍTICO” PDF Imprimir E-mail

poli

No es casualidad que haya nacido un 24 de septiembre, aniversario cívico de Santa Cruz, pues Lorgio Vaca, muralista cruceño, demuestra el cariño que siente por su tierra y su gente en cada una de sus obras. “El artista debe comunicar el amor a su tierra, lo que ve en su entorno”, afirma, añadiendo luego que muchas veces reniega viendo obras de jóvenes artistas “porque transmiten lo universal, sin aterrizar en su propia tierra. Una de las tareas fundamentales de los artistas es demostrar el valor de su propio entorno”.
Después de tres años de vivir en París, don Lorgio retornó a Santa Cruz con la ansiedad de volver a contactarse físicamente con sus raíces. Muralista, pintor, escultor, ceramista y estampador, es considerado como uno de los mejores artistas plásticos de Bolivia y está entre los más importantes muralistas de Latinoamérica.
Aunque sus técnicas e inclinaciones artísticas son muchas, él se identifica plenamente con los murales. “Me apasionan -dice sobre ellos-. En primer lugar, porque es un arte de la calle; todos podemos verlos pues, generalmente, se los expone en plazas, colegios y lugares públicos donde la gente que consume poco arte puede apreciarlos. En segundo lugar, porque es una técnica completa, necesita de investigación, escultura y dibujo, y debe contener un profundo mensaje, ya que su exposición es permanente”, dice el artista, quien tiene entre sus murales más conocidos las fachadas del diario El Deber, en Santa Cruz; en la ex Superintendencia de Bancos, en La Paz, y la empresa de electricidad de Cochabamba.

MURALES EN RIESGO

A pesar de que los murales son los trabajos que más satisfacciones le han dado, también ha sufrido malos ratos con algunos de ellos. Un ejemplo es la “supuesta” fuga de gas que destrozó el 70 por ciento del mural que está en el parque El Arenal. “Para mí fue muy penosa la noticia, pues se trata del mural más representativo que hice; es un ícono de la ciudad. La Alcaldía me ha pedido que lo vuelva a hacer y en eso estamos; me he rodeado de gente de la talla de Leticia Straube y Emma Sosa para volver a hacerlo, pues el daño es casi total. Estamos estudiando la forma de restaurarlo con un material más resistente. Calculo que en unos 17 meses estará listo, pues es un trabajo arduo”.
Tuvo otro trago amargo cuando un grupo de personas destrozó parte del mural que está en la plaza de Montero. “En una de las divisiones de ese mural hicimos las manifestaciones sociales y pusimos la estatuilla del Che y parte de una Wiphala. Por temas políticos, destruyeron parte de ese mural; en ese momento decidí que el mural quede así, destrozado, como vestigio de la intolerancia y del abuso”, cuenta don Lorgio, quien asegura que nunca antes había tenido problemas de esa índole.
“Yo soy político; todo artista es político porque parte de la profesión es comunicar los problemas sociales y, como dijo una vez Delacroix, ‘el arte es un combate en el que es preciso poner el pellejo’. Creo firmemente en esto y por el arte hay que luchar”, comenta don Lorgio, quien en los últimos años fue el representante de Bolivia ante la UNESCO.

ARTE VOLUNTARIO

Hace pocos meses retornó a Bolivia para dedicarse de lleno a la pedagogía. “Enseñar es algo que tenía pendiente. Ahora, a mis 81 años, me estoy dedicando a dar clases en la carrera de Arte de la Universidad Gabriel René Moreno. Durante las vacaciones, con cinco alumnos voluntarios —porque les enseño que estos trabajos para la ciudad así deben hacerse—,  estuvimos elaborando un mural para el kínder Ana Barba”, explica el docente, mostrando un bello trabajo que se ha hecho con residuos de cerámica y la inversión de una labor intensa. A partir de finales de febrero y después de más de tres meses de trabajo, el tradicional kínder de la calle Bolívar tendrá una fachada de lujo, con colores vivos, característica de las obras de Vaca.
Paralelamente a las clases en la universidad, el artista trabaja con artesanos de un taller en Guarayos, que está muy ligado a Artecampo, fundación de artesanías que hace 20 años dirige su esposa, Ada Sotomayor. “Trabajar con los indígenas es fantástico; ellos viven la naturaleza, por tanto su trabajo es puro; además, es algo que hago con mi señora”, comenta entusiasmado don Lorgio, quien tiene tres hijos —Malena, Claudio y Piraí— y tres nietos, de los cuales espera que por lo menos uno siga sus pasos en arte. n

 

Diseño y Mantenimiento por Qualitynet S.R.L. - Amarillas.bo

Copyright 2009 Revista Cosas Bolivia